No solo es chupar y mamar el falo de su hombre

«Anterior - Siguiente»

Si usted llegó de manera aleatoria a este texto, le recomiendo estimado lector tomarse el tiempo necesario de darse una pasada por varios títulos de esta sección para efectos de contextualizar mejor el propósito que tratamos de emprender, en hacerle conocer detalles y consideraciones que son de alta relevancia para sus intereses. De otro lado es importante también leer varias veces el mismo texto a medida que avanza usted en sus experiencias íntimas con su pareja.

Muchas veces por el afán de saber mas, se pasa por alto detalles que son relevantes al momento de emprender el acto sexual oral, por eso invito a ustedes, dilectas jóvenes aprendices mujeres, en ser pacientes y saber leer con detenimiento el tratado que aquí se expone.

Inmersos ya en el tema, le primera premisa que se debe tener en cuenta es: Aceptar de tajo que su desempeño en el sexo oral no es nada expedito para lo que el hombre desea sentir. Si su varón le dice, cuando se lo está mamando, que lo hace muy rico NO lo tome en el contexto literal de lo que significa esa frase. Cuando su pareja le dice esto quiere significar una simple intención de brindarle confianza para que actué con total libertad.

Por muy frentero que sea un hombre, jamás le va a decir a usted de entrada como lo hace de mal, cuando se lo está chupando. El solo hecho de ya estar asumiendo una actitud de mamar, el hombre se excita, por eso le dice que rico como lo mamas. En la psicología del hombre esto quiere decir: Continúa, quiero conocer todas tus habilidades para mamar, quiero sentir muchas cosas, no te limites en darme lo mejor de ti, explórame todo sin límites.

Cuando cito la palabra EXPLORAR, hago referencia a esa actitud que debe asumir la mujer de aventurarse a descubrir las diferentes sensaciones que puede brindar a través del sexo oral: Sin conservar límite alguno, sin colocar fronteras inexistentes por temor de incomodar a su pareja. Mamar una verga no significa solamente chupar, déjeme decirle que este es sólo un referente que involucra muchas otras cosas, quizás mas fascinantes que mamar en si.

La actividad sexual oral comprende otras facetas, como: Brindar caricias, rozar con las uñas de los dedos toda la zona que comprende este órgano sexual, puede incluir también los muslo de las piernas, parte interna. Mientras se está estimulando con la boca, perfectamente sus manos pueden estar desplegando otras actividades eróticas que si bien son complementarias sirven para reforzar la fuerza de la estimulación oral. Y aunque usted no lo crea, muchas veces estás ultimas son el detonante para el hombre explotar y dejar ver el clímax de su orgasmo.

Como puede usted observar, mamar se convierte mas en un símbolo propio de la actividad oral, que en el meollo del asunto. Cuando usted está en plena faena, quiero que sepa que el hombre está observándola en todas sus facetas, no de mujer recatada sino de perra hambrienta sedienta de calmar su sed. Por todos lados recorre su mirada, sus gestos, por eso usted debe siempre develarse como una hembra en fatiga, luchando por tener sus jugos en su boca.

En esta dirección, en fracciones de segundo el macho está recorriendo con su mirada puntos claves de su cuerpo que lo lleven a una mayor excitación. Esto que cito es con el fin que usted comprenda que el varón no necesariamente se excita porqué le estén chupando su cacho, su vela. Muéstrese siempre como una mujer que transpira sexo por todos sus poros, deje ver sus movimientos sexy muy sutiles, que su macho sienta que son muy naturales. Evite sobreactuarse, eso mata el placer en los hombres. Lastimosamente muchas mujeres, por ese afán de complacer a su macho, dejan ver una actitud fingida.

Ahora bien, no quiero decir que no se pueda fingir, vale..., pero hay que saberlo hacer, siendo concordante en todo momento con lo que se está haciendo en ese instante. Voy a ofrecer un ejemplo para que se comprenda mejor el espíritu de lo que se desea afirmar: Una mujer no puede estar lanzando frases de placer a su hombre, cuando sus manos (su actitud) son disonantes en complementar la fuerza de sus palabras. Si usted de verdad quiere hacerle saber que esta muy excitada por la verga que le está chupando, cuando se lo diga, igual agarre el bastón de su macho o muerda la verga con igual fuerza de pasión para que él crea que es verdad.

Muchas mujeres parecen autómatas, unas maquinas para chupar, ellas creen que por ser muy veloces en sus habilidades de despliegue de mamar, ya el hombre está muy feliz y excitado. Que pesar, pero la verdad es otra, por eso casi nunca las mujeres logran su cometido, sacar los jugos de su hombre, su semen. Es por eso que, por lo general ellos terminan es masturbándose solos. Como quien dice, quite de ahí que usted para eso no sirve. Esa es la triste realidad mis estimadas doncellas, neófitas en el asunto. Una cosa es que los hombres sean estúpidos, pero no pendejos.

Como un paréntesis del asunto que estamos tratando les voy a decir algo, para que nunca lo olviden: Un hombre podrá olvidar a todas las mujeres de su vida, pero nunca borrará de su mente a su primer encuentro sexual triunfal, y menos a esa mujer que se lo mamó como a los dioses. Perdón, ¿alguna duda...?

Niñas ingenuas, dejen de seguir siendo ilusas diciendo, cuando terminan una relación afectiva: Mujeres como yo no hay, una mujer como yo nunca mas la volverá a encontrar, mejor que yo no hay. Me puedo reír, mueren engañadas. El hombre en la cama lo que quiere es una hembra, no una mujer llena de bondades.

En este orden de ideas, el sexo oral se ofrece es con pasión, dejando ver las ganas. Por eso involucre todas las herramientas posibles en el despliegue de su faena: Muerda su verga, déle besos fuertes, use sus manos para darle fuerza a la mamada, apreté fuerte la base de la verga con los dedos de su mano (este es un tips que no falla), repita esta acción varias veces, con intervalos de tiempo, eso le encantará a su macho.

Introduzca sus bolas en su boca de manera muy suave, cuidado con ser brusca, lo puede lastimar. Recuerde que es la parte más sensible del hombre en su cuerpo. Chúpelas como si se estuviera saboreando un helado. Paralelo a este gesto puede morder el escroto, piel que recubre las gemelas.

En todos estos procesos de estimulación usted debe de ser muy creativa, aproveche su posición corporal para jugar con la espada de su varón, de manera erótica, coja la punta de su verga y rócela por sus pezones, para que el observe que están muy excitados. Antes de hacerlo usted con sus propios dedos de manera disimulada se los puede estimular para luego mostrarle a él como se lo hizo parar.

Espero que todos estos detalles sean útiles en sus nuevas experiencias, día a día vaya construyendo su propio mapa de como tener mejores relaciones sexuales con su pareja. Cuando tenga dudas, no deje de volver a leer diferentes apartes de esta sección, seguro que se encontrará con más sorpresas, que en un principio pasaron desapercibidas para usted.

Éxitos y buen sexo.


Cartas y Mensajes

     Frases para pensar

  • “Creo mas de aquel que me odia, que aquel que me ignora”

  • “Todo trabajo donde no hay creatividad e ingenio es una estupidez”

  • “Quien domina con la fuerza es un imbécil, con el conocimiento un sabio”

  • “No hay amor mas interesado en el mundo que el de un niño”

  • “Los políticos no tienen principios sino intereses”


Historial      Borrar
Páginas visitadas

Publicidad válida sólo Colombia