El matrimonio y la iglesia

«Anterior - Siguiente»

Por qué la iglesia católica defiende el matrimonio

Es importante para tener una mejor comprensión del tema que se va a esbozar, leer primero los " Aspectos Históricos del matrimonio" ver título en el menú de esta categoría.

El matrimonio como tal, observándolo desde la óptica del amor es un fracaso. El origen de este contrato jamás se sustentó en los principios del amor, y mucho menos interpreta la esencia de lo que simboliza un hombre y una mujer. El matrimonio es simplemente un acuerdo contractual que se inventaron en épocas del Imperio Romano para efectos del manejo patrimonial, los bienes de una sociedad, como si fuera una empresa comercial, así de simple. Los jerarcas de la iglesia romana abrazaron esta institución después que Constantino se convirtió al cristianismo.

Otra cosa es que los sacerdotes, dueños de sus propias mentiras (verdades dogmáticas), se han encargado a través de los siglos a darle un matiz divino a la institución matrimonial. Toda mentira cuando se repite mil veces se va transformando en una verdad. Y, en este caso en concreto los rectores de la Santa Iglesia fueron inteligentes: Todo lo que no tenga una justificación en los estadios de la razón, lo elevamos a las alturas de un dogma y punto, se acabó el problema.

Esta es la única forma como las iglesias resuelven los problemas que se presentan con la razón, una manera mas civilizada de resolver los conflictos, excelente invento entre otras cosas. Todo lo que significa un dogma es bendición divina, no tiene una explicación de juicio. Las diferencias conceptuales entres las diferentes corrientes cristianas (Año 300 d.c) se dirimía a punta de espadas, antes del Concilio de Basilea, Constantino -El Grande- puso orden en la tribu.

Además como dato curioso, invitó a los sacerdotes para que se vistieran bonito. Antes de convertirse al cristianismo, el clero en su totalidad se vestía de una forma muy humilde y simple. Fue Constantino el que los aperó en trajes como reyes y emperadores. Sin duda esto generó una transformación sicológica en todos los sacerdotes. Los fieles comenzaron a ver a sus pastores como todo unos reyes de poder. Además de eso el dueño de Constantinopla (Constantino) colocó todos sus ejércitos al servicio de la iglesia. Quien controvertía, nadie.

El pueblo cristiano de la roma imperial no hizo ninguna objeción, era un contrato que ya existía, sólo que de ahora en adelante ya dejaba de ser un acuerdo contractual civil, y, pasó a ser un contrato divino elevado a sacramento.

Con este poder en la mano, la iglesia Católica comenzó a diseñar y a buscar con prontitud - como buenos expertos en mercadeo, los mejores - en la Biblia un texto que sirviera para justificar todo su entramado, copiado el matrimonio del Derecho Romano. Obvio, en un libro tan extenso imposible que no existiera un párrafo para acomodar lo que significa el matrimonio: Fácil, encontraron Génesis (1- 27) " Dios creó al hombre y a la mujer... “y los curas diciendo:

  • Por aquí los enredamos con el tema del "amor" y se acabó la milonga.
  • El matrimonio es "divino" y listo
  • Es "indisoluble" (hasta la muerte) para ayudarle a Constantino a gobernar (evitar problemas patrimoniales con mozas)
  • Y decimos que el fin primordial es la "procreación" para que las mujeres tengan hartos hijos como conejas, necesitamos soldados para las guerras de nuestro amado Constantino.

Antes de continuar en este diserto, es bueno aclarar que la institución del matrimonio fue un tema exclusivamente religioso hasta hace 200 años, el poder civil como Estado de Derecho apenas lo ha venido recobrando desde esta época para acá. Son pocos los Estados en el mundo donde el matrimonio dentro de una religión tiene efectos civiles, es decir tiene validez jurídica, que yo sepa sólo en Colombia en América Latina por existir un Concordato ( Es un tratado que se celebra con la Santa sede - Estado Vaticano ).

Traemos a contexto la citación anterior para entender mejor el por qué la iglesia hace mas énfasis ahora en la institución del matrimonio como un sacramento sagrado enmarcado en la virtud del amor y de la familia. Es natural, los tiempos cambian, la majestad del Estado les quito el poder que tenían sobre este contrato social matrimonial. Ellos como sea se han inventado mil formas de justificar su ascendencia de control sobro todo lo que es el matrimonio y sus derivados. Es un negocio que produce dinero, y vincula antes de nacer a futuros clientes, por eso hay que hablar fuerte en los púlpitos de lo que significa la "familia"

Negocio de alrededor del matrimonio, en condiciones normales:

  • Retiro espirituales de novios, dinero hay que pagar
  • Curso prematrimonial, dinero hay que pagar
  • Celebración de matrimonio en la iglesia, dinero hay que pagar
  • Arreglo del altar, y propinas hay que dar, es un acto de elegancia
  • Nulidad del matrimonio, dinero hay que dar en los trámites procesales
  • Al nacer cada hijo hay que bautizarlos, dinero hay que dar
  • Retiros de parejas, dinero hay que desembolsar

Durante muchos siglos los imperios, feudos y los Estados aceptaron la validez jurídica de los matrimonios católicos como si fueran contratos civiles. Los Estados nunca se involucraron en ese negocio, no recibieron un real (dinero), ahora que lo han retomado e involucrado de nuevo en el ordenamiento jurídico de cada país - Contrato de Matrimonio Civil - la iglesia Católica se la ingenió para decir:

“El Matrimonio Civil no vale para los ojos de Dios, si quiere estar en paz con Nuestro Señor debe recibir la bendición de Dios Padre, de resto estarán ustedes dos en pecado mortal, ustedes verán....”

Ese cuento que el amor se sella con el rito del matrimonio es la peor sentencia lapidaria que ha podido recibir el género humano. Nunca he podido comprender como uno puede ser el mejor expositor para hablar de amor (hombre - mujer) cuando los mismos sacerdotes están castrados para disfrutar de los placeres del amor de una fémina.

Es como yo hablar de los parámetros de códigos que se deben tener para el desarrollo de un software y esta arquitectura ruede con eficiencia sobre un servidor. Por muy ingeniero que sea, por mucho que haya leído sobre la materia nunca será suficiente para sentar cátedra de un asunto que no se ha demostrado, igual ocurre en las demás profesiones liberales, ahora menos en temas del amor.

Que descaro un sacerdote hablándome de familia y amor de pareja, trazándome pautas de enseñanza sobre lo que significa la tolerancia y la paciencia en pareja. Y lo más estúpido de todo esto, con ínfulas de tratadistas que se dan, como los más doctos en la materia.

El amor es tan complejo que ningún poeta, escritor, dramaturgo, ensayista, se han podido poner de acuerdo para encontrar una definición ajustada. Para que un cura o pastor me venga a decir que es el amor. Lo más triste de todo este cuento es ver como ovejas sumisas a cantidades de personas escuchando las babosadas de estos tramoyeros escondidos en sofismas.

Los causantes de las más grandes frustraciones de hombres y mujeres, han sido los dueños de púlpitos que por centurias nos han vendido una idea de lo que es el amor en pareja. Déjeme decirle, esa clase de amor no existe, ser fiel o infiel no tiene nada que ver con el amor. No se puede aceptar que una palabra que enmarca lo más insondable del ser humano sirva para manipular la naturaleza del ser. El amor tiene tantas definiciones que se vuelve indefinido, la única forma de entrar a explicarlo, si es que se deja es colocándole un adjetivo que lo califique, de resto es una simple quimera que observamos en un poema, en una frase.

Decir te amo en un hombre no va mas allá en querer expresar un deseo de posesión carnal, lo demás son mentiras. Igual en las doncellas, cuando la mujer dice te amo, está expresando una actitud de tranquilidad: Por esa seguridad económica que usted le brinda, por esa estabilidad afectiva que le ofrece al estar a su lado siempre. Lo demás es paja.

Lo único que el hombre ama es el dinero para ir de caza, así de sencillo. La peor frustración de un hombre es no tener unos reales en el bolsillo para ir a cazar una hembra nueva. Son historias ridículas cuando se afirma que el amor es una decisión de cada ser humano. Mientras la mujer tenga un macho proveedor esta tranquila, entre mas sumiso sea el hombre ella estará mas segura de si misma. Por eso ellas han sabido desarrollar una actividad sin freno, en crear sentimientos de culpa sobre el hombre. Desde muy niñas las mujeres escuchan a sus madres decir a su esposo o pareja, con voz torcida en casi llanto: Tu no me quieres...., una mujer como yo nunca vas a encontrar, por que no me llamaste yo aquí preocupada esperándote vencida de sueño... (Falso, quiero saber donde estás, necesito controlarte idiota), te he dado todo lo mejor de mi por qué eres así conmigo, eres un injusto (... y déle con los sentimientos de culpa).

Todo este aprendizaje se hereda de madre a hijas, después ellas lo replican con sabiduría extrema en sus novios desde muy jovencitas... y la historia se repite.

Tampoco los hombres se quedan atrás, se pasan la mitad de la vida enredando y soñando con tener una mejor mujer, siempre la mujer del amigo es más bella, la mujer desconocida es más interesante. Lo mas interesante de todo es que los hombres saben tener solidaridad de cuerpo, entre todos se protegen y se cubren sus mentiras para quedar como príncipes antes sus féminas. Nunca un hombre delata otro hombre, cuando de faldas se trata, todos son inmaculados y castos ante sus mujeres. Cosa que no ocurre en el gremio de mujeres, la envidia las destruye entre ellas mismas.

Cuando un matrimonio se sustenta solamente en principios de "amor" las posibilidades de divorcio son altísimas, creo más en la estabilidad de los matrimonios por conveniencia, son más estables en el tiempo. Muchos hombres por miedo a la soledad deciden conseguir a cualquier precio una mujer que los acompañe, les da pavor envejecer en solitario.

Por lo general esta clase de hombres, por demostrar ser incapaces de enamorar a una fémina, hacen alarde en vender una estabilidad económica tema que les fascina a todas las mujeres. Es un "amor de conveniencia", quien dijo que no vale, ¿los curas?, al tarro con ellos. Si para ella la estabilidad económica es su prioridad, vale. Claro, mientras la mujer tenga más posibilidades de elegir, ella tratará de escoger un marrano de doble propósito, que sea atractivo - química - y con dinero para poder sostenerla. Si las posibilidades son escasas desecha el "amor de atracción física", y se va por el "amor del dinero".

Muchas mujeres trataran de refutar el interés que se tiene sobre el dinero del macho, falso. Por muy profesional que sea y tenga un buen empleo, siempre viven sin un real en la cartera, nunca les alcanza el sueldo, siempre será bienvenido un varón con buena billetera, y si es buen mozo mejor.

Mas que generar controversia, la única pretensión que se tiene es, desenmascarar la institución matrimonial como sacramento divino. Si de verdad deseamos cultivar mejores espacios de convivencia entre hombres y mujeres es hora de revaluar los principios ortodoxos del matrimonio. Basta ya, de seguir creyendo en una institución que por milenios ha sido un fracaso, y todos los días peor. El 70 % de los matrimonios se terminan antes de 5 años.

Un consejo de corazón para las mujeres: Jamás se casen pensando que el hombre es fiel, es un imposible categórico, todo hombre es infiel por definición de su esencia, en su cadena del genoma humano trae un gen para ser cazador hasta su muerte. Con esto no quiero decir que todos los hombres cuando salen a la calle se van de casería, tampoco. Esto sería un cuadro psiquiátrico, ya ese es otro problema.

Un consejo para los hombres antes de subir a los altares del matrimonio, visitar una notaría: No elija a su futura esposa o compañera fijándose solamente en el deseo sexual, en llenar un vacío. Trate de visualizarse usted con ella en 10 años, con varios kilos de más, mas vieja, ¿usted le haría el amor? Si usted me dice que si, deje de ser baboso y mentiroso, Hasta luego.... sea sincero.


Cartas y Mensajes

     Frases para pensar

  • “La soledad del alma es la peor prisión del ser humano”

  • “Cuando más nos quieren menos deseamos, entre más dinero tengamos menos disfrutamos los detalles sencillos de la vida”

  • “El éxito más grande es aquel que está precedido de infinitas derrotas”

  • “La rabia tiene un valor funcional para sobrevivir, es un mecanismo de defensa frente a una amenaza”

  • “El bien y el mal no es un invento de Dios sino del hombre, según el interés que se tenga”


Historial      Borrar
Páginas visitadas

Publicidad válida sólo Colombia
Redes