Como ser un buen amante

«Anterior - Siguiente»

Consulta: Cual es la formula para ser un excelente amante en el sexo. En que consiste el asunto para uno como hombre marcar la diferencia, cual es ese plus que se debe tener para dejar loca a una chica en la cama. Con interés espero sus consejos. Gracias por sus respuestas, nos sirven mucho de orientación.

Respuesta:

Existen muchas variables que se deben conjugar, que se entrelazan una a otras para marcar esa diferencia a la hora de estar con una mujer. Trataremos entonces de dar una respuesta a su inquietud haciendo énfasis en descripciones, ejemplos, definiciones, errores que se cometen, y hechos puntuales que son relevantes para el tema que usted nos propone.

No se desanime, pero muchos campos del erotismo en la mujer están atados a circunstancias presentes de su "interés actual": Que motivación tiene ella en su mente. Nunca olvide usted que el mundo mental del género femenino es mucho mas complejo en el campo de los "deseos", que en el hombre.

Este es más ligero, primario a la hora de buscar placer sexual, no se detiene mucho en hacer juicios de valor para cumplir sus deseos carnales. Los hombres son carroñeros, de cucaracha para arriba todo es cacería. La mujer no, ella elabora mas a la hora de buscar placer sexual, amarra otros intereses para entregar su cuerpo al placer erótico del hombre.

  1. Conocer a la mujer: Todo en la vida requiere de estrategias: En los negocios, en el amor, en el juego, etc. Pero, para uno poder ejecutar un plan de negocios es indispensable conocer primero las fortalezas, las debilidades, las oportunidades, los riesgos, conocer el mercado. Igual ocurre con las féminas hay que conocer a profundidad:
    • La forma de pensar de ellas
    • De actuar
    • La manera de ver la vida
    • Como manejan sus sentimientos
    • Conocer mejor su mundo biológico - hormonal
    • El manejo de sus instintos
    • Sus pasiones, sus debilidades
    • Decantar sus tristezas y alegrías
    • Comprender sus depresiones
    Como puede usted observar, la cuestión no se circunscribe a creer que para ser un buen amante, es cuestión de ser un diligente maromero en la cama a la hora del sexo. Créame, no es cuestión de trucos, es cuestión de conocimiento de: Saber, comprender, entender, descubrir, explorar, verificar, confrontar. Si todo fuera tan fácil, existirían manuales de comportamiento para ser un buen amante.

    Lo siento por usted si creía o pensaba que el contendido de este texto era igual que cumplir los pasos de una receta de cocina, no lo es. Por el contrario es un tema dispendioso, profundo y complejo, que no todos los hombres (90%) están dispuestos en abordar.

  2. La actitud del hombre

    Es una disposición, una forma de conducir los actos, una manera de comportarnos frente a una situación concreta (mujer). El buen amante se conoce por esa capacidad que destila en hacer excitar a una mujer si n necesidad de tocar su cuerpo, basta una simple mirada, un gesto, una frase, un comentario, un detalle oportuno, un desprecio, para ella quedar rendida a sus pies. Esta clase de hombres muestran características puntuales dentro de su personalidad:
    • Auténticos en sus actos, siempre se muestran como son en su esencia, sin ínfulas de parecer ser
    • Seguros en su forma de pensar, imprimen en sus ideas una estela de arrogancia
    • Constantes y consecuentes entre lo que piensan y lo que hacen en sus actos
    • Exploradores, aventureros, asumen sin miedo riesgos
    • Son excelsos observadores, perciben detalles imperceptibles para los demás
    • Saben que para haber llegado a ser un buen amante ha tenido que aprender a perder mil veces o más
    • No existe mujeres imposibles sino hombres incapaces
    • El sexo para ellos es un arte lleno de magia e intriga, lleno de ingenio y creatividad
    • Conquistan de forma diferente, vuelven cómplice a la mujer de sus actos y pensamientos
    • Antes de emprender una estrategia o mostrar un interés por una mujer: Evalúa, analiza, confronta, calcula, sin que la chica se percate, sutiles ante todo
    El buen amante siempre es consciente que el primer paso para atrapar una mujer en el sexo es conociendo su psiquis mental, comprender su mundo complejo, para detectar sus falencias y carencias afectivas, para luego confrontarla con sus actos y su forma de expresarse. Todo lo concatena, lo suma, lo resta, para después entrar a diseñar en su interior la mejor estrategia para enloquecer a su hembra en la cama.

    Es un proceso que el buen amante sabe adelantar en una fracción de tiempo muy corto. La experiencia acumulada le permite escanear con facilidad el tipo de mujer que tiene al frente. Su vivencias de hombre (ensayo - error) le sirven como bitácora para orientar su análisis rápido y eficiente, es algo que se aprende y se decanta con el pasar del tiempo. Lo advertimos en el desglose anterior, mientras hablan piensan, evalúan, analizan, observan a la mujer con detenimiento:
    • Como camina, la fuerza que imprime en sus pasos al andar
    • La forma que mueve sus brazos, el manejo de sus manos, el cuidado de sus uñas
    • El gesto de su sonrisa, los labios, los dientes, color de su labial
    • Su cuerpo lo recorre de arriba a bajo, sin ser advertido
    • Explora su piel, buscando huellas que marquen su personalidad
    • De soslayo se detiene en su mirada, cuidando en no ser detectado
    • Confronta su forma de vestir, maquillaje, con su manera de pensar
    • Es acucioso en detectar sus debilidades afectivas para resaltar su estima
    • En su voz, en su tono, en sus palabras, en la forma de expresarse le sirven de punto de apoyo para comenzar a medir su pasión sexual
    • Valora los adminículos, pendientes, accesorios, perfume, bolsos, zapatos, todo aquello que complemente el cuerpo de la mujer
    Vale advertir que no todos los hombres actúan de igual forma, para algunos unas cosas pueden ser mas relevantes que otras, o quizás pasen inadvertidas, o no son necesarias para su evaluación. Lo rescatable de este glosario de situaciones es mostrar a los desprevenidos futuros posibles buenos amantes, que la labor que se debe emprender para lograr llegar a los altares del éxito en los planos del sexo, no es cuestión de desgranar la "mazorca" en un par de días, y mucho menos de leer varios texto sobre la materia, es mucho mas que eso: Vivencias y acumular muchos fracasos para después renacer, y volver a comenzar.

    Antes de seguir avanzando es de curso decir que, un buen amante no se circunscribe exclusivamente a la parte sexual, es mucho mas que eso, o mejor, el sexo es sólo un resultado de un juicioso y previo emprendimiento que se ha forjado en diferentes latitudes que abarca el mundo de la mujer.

    Así entonces podemos manifestar que el buen amante no es aquel que cubre de rosas y se deshoja en pétalos en una noche romántica o llena de pasión, ni mucho menos aquel que compra placer colmando de detalles a su mujer sin tener un sustento en lo que es él como persona, son muchas mas los elementos que las féminas tienen en su mente para construir el placer de su sexualidad.

    El mundo sexual de la mujer es tan complejo como su propia psiquis, al momento de su excitación convergen en una misma unidad de tiempo una serie de urdimbres y tramas que son indescifrables para el hombre, pero comprensibles y fácil de entender en su fuero interno. Por el contrario la excitación del hombre es: Rápida, volátil, primaria, evidente, promiscua y fácil de alcanzar. En la mujer el proceso es mucho más elaborado, tocando con detenimiento muchas aristas de acuerdo a su "interés actual".

    Son plurales y variadas las formas de excitación erótica de la mujer, de acuerdo a las circunstancias y/o situación actual que esté atravesando, el buen amante sabe allanarse con facilidad e interpretar el momento especial que vive su hembra:
    • Cuales son sus necesidades, afectivas y/o económicas
    • Sus requerimientos
    • Sus deseos
    • Sus angustias, estado de ánimo
    • Sus cambios biológicos hormonales
    Una vez asimile todo o parte de lo anterior, el amante sabio asume el roll que la mujer desea para ese momento especial, y descubre que "clase de orgasmo" desea su hembra. Observe usted, en este detalle, la actitud del macho, por lo general antepone a sus necesidades eróticas el interés supremo de su hembra para satisfacerla primero a ella.

    Clases de orgasmos en la mujer:

    Entremos ahora a deslindar cada uno de los posibles estados eróticos que una mujer puede tener en su mundo sexual. En apartes anteriores a este tratado decíamos que existen muchas aristas que motivan su interés sexual. En este orden de ideas la sexualidad de la mujer se desarrolla en diferentes ambientes de acuerdo a su motivación, con base en esta afirmación se presentan diferentes clases de orgasmos:
    1. Orgasmo Romántico: Su interés sexual es sentir el calor de sus manos, la mirada tranquila y dulces de su hombre. El erotismo de la mujer se transmuta en requerir actos más sublimes que estimule su parte sensorial que conecta con sus sentimientos buscando encontrar: Frases románticas, expresiones de afecto, sentirse amada, etc. Mas que llevar a cabo el cumplimiento de la cópula sexual, la doncella clama en gritos hallar en su macho un hombre vencido en ofrecer besos tiernos más dulces que el vino, brindando delicadas caricias, recubiertas con un profundo amor, etc.

      Un amante de verdad, sabe navegar con destreza en diferentes aguas, océanos y mares, buscando en cada circunstancia saber interpretar la dirección del viento para izar sus velas y así encontrar la mejor dirección que su amada sueña tener en sus brazos.

      Los neófitos en la materia deben aprender a conocer los diferentes estadios emocionales que vive la mujer en cada periodo menstrual. Compuesto todo ellos con valles y picos que reflejan variaciones en su personalidad de manera súbita, generando cambios de comportamiento que a veces los hombres no saben entender. Son causas endógenas a nivel biológico que se sale del manejo y control por parte de ella.

      Igual, también existen agentes externos que invitan a la mujer a despertar sus sentimientos románticos que la vuelven mas sensible: Un recuerdo lindo, un sueño, una mirada tierna, una sonrisa hermosa, un simple detalle etc. Quizás para el género masculino estas son trivialidades insulsas que carecen de peso a la hora del sexo y del amor. Error: La mujer es un ser de detalles, con facilidad se detiene en observar el pétalo de una rosa sin prestar atención al bosque, el hombre actúa a la inversa.

      Después de mil batallas libradas, y muchas derrotas acumuladas en sus espaldas, los buenos amantes sobresalen en saber interpretar la esencia erótica de su mujer para saber comportarse de acuerdo al momento.

    2. Orgasmo Pasional: Es el placer sexual que aflora de su libido, donde las volátiles feromonas actúan en rigor con el fin de hacer suyo a su macho. La región encargada de manejar sus sentimientos se cierra para abrir las compuertas del placer morboso, donde sólo hay espacio para la lujuria y sentir la fuerza de la pasión de su macho.

      Sus sentimientos en esta ocasión se traslapan en deseos eróticos, aquellos besos tiernos, dulces y románticos hacen parte de su recuerdo, ahora su cuerpo está disponible para ser castigado con besos fuertes y pasionales.

      Los pezones se endurecen para recibir las caricias evidentes de su hombre, los labios de su vulva ansiosos esperan para ser devorados por su felino. Su caminar previo es insinuante, lleno de malicia; Su voz deja destellos de coquetería, la mirada se torna fija y profunda, buscando siempre que su macho la lleve con prontitud a su cueva para se poseída a plenitud.

      Los amantes curtidos en las lidies amatorias, saben dar traslado de estos requerimientos para llevar a extremos a su hembra en sentir los mas ardientes desesperos, todo con el morboso interés de explotar mejor los instintos desenfrenados de su fémina en celo.

      El hombre, igual que le buen vino, se toma su tiempo necesario para bordar con caricias cada una de sus zonas erógenas, para luego en los momentos de excitación profundo, de su mujer, entrar a matar sin piedad y sin reserva, dejando consigo su semen vertido en la vulva de su perra.

      Esta acrisolada estirpe de hombres, saben conducir los diferentes ritmos, ciclos eróticos de su nena durante la relación sexual. Son consumados exploradores, ingeniosos y creativos en cada uno de sus actos. Cada frase que lanza, en su lucha encarnizada de placer, la carga con dinamita morbosa en su interior para hacer pedazos la mente depravada que la mujer esconde.

      Asumen su condición de machos, como toros de lidia, que con nobleza y trapío busca ser indultado, por su hembra. En gratitud perenne, ella vence la cerviz y rebusca en el cuerpo de su hombre encontrar protección y amor.

    3. Orgasmo Económico: Más que el amor, la pasión, la dedicación o la técnica, el dinero parece ser un aspecto fundamental en las mujeres para obtener una relación sexual placentera, la clave del asunto está en la billetera del hombre. Aquí el buen amante es desplazado por el dinero, la mujer centra su erotismo en pensar estrategias de como quitarle y/o beneficiarse directa o indirectamente de las bondades del metal, eso la excita a ella para desbordar placer en su cuerpo.

      Todo se enmarca dentro de la "psicología evolutiva" que indica que hombres y mujeres están genéticamente predispuestos para explotarse el uno al otro sin piedad para conseguir las mejores oportunidades de supervivencia de sus genes. En este contexto podemos decir entonces que a mayores ingresos del hombre mejores posibilidades de orgasmo registra la mujer para alcanzar el placer sexual.

      La mujer ama el poder que brinda el dinero, le ofrece estabilidad económica, actúa como un motivante extra más fuerte que otros, a la hora del sexo. Así como los hombres rinden culto al cuerpo esbelto de la mujer, ellas lo hacen tributando adoración reverencial por el metal.

    4. Orgasmo por la apariencia física: La asimetría corporal y la apariencia física son causas relacionadas con la frecuencia en los orgasmos femeninos.

      El ser humano tanto hombres como mujeres tienen en el cerebro un software donde corre una base de datos que consigna en su interior una serie de información relacionada con la atracción sexual: Medidas, tallas, colores, olores, sabores, perfiles, etc., que actúan con decisión en avaluar la afinidad sexual.

      Igual lo hacen, también, las feromonas de las hembras cuando están en celo, esparcen de manera volátil esta sustancia química para capturar al macho, que las pueda engendrar para preservar la especie, es un fenómeno biológico donde no interviene la razón. A nivel inconsciente el cerebro etiqueta las condiciones óptimas (físicas) para llamar a la libido al placer sexual.

      En este contexto la actitud del macho en el sexo es poco relevante, el morbo de la fémina está predeterminado a nivel cerebral, la sola presencia física visual es suficiente para estremecer las entrañas eróticas de la mujer (atracción fatal).

    5. Orgasmo fruto del poder: La mujer en el sexo siempre desea ser dominada, que su macho le provea todo lo que ella necesite para armonizar su energía vital, volátil por su esencia hormonal, el sexo es su regulador. Para ella aceptar ese dominio de sometimiento con placer y abnegación debe primero ser vencida por su hombre en que este genere condiciones de admiración y poder sobre ella.

      Toda actividad intelectual o material que genere poder sobre el otro o admiración produce niveles de excitación, que en el sexo se vuelven eróticos. Los niveles de la libido no necesariamente ocurren en los planos de lo "físico", basta con que se cree una "idea" en el cerebro para que este detone la zona erótica del individuo.

      Por culpa de la inseguridad misma que carga la mujer durante toda su existencia, ella siempre motiva su vida en buscar la forma de controlar todo lo que se encuentre en su esfera de influencia, basta observar el comportamiento que asumen las abuelas, las madres con sus hijos, opinan de lo humano y lo divino como las mas doctas en la materia.

      Para lograr este propósito de control, las féminas requieren de poder, el solo emprendimiento para lograrlo las excita, y mucho mas cuando se usufructúan de el a través de pode de su macho. Una muestra palmaria de esta afirmación la encontramos en:
      • El poder que brinda el uniforme: Los militares, policías, etc., no atraen a sus hembras propiamente por el dinero que cargan es su billetera, su atracción erótica está en el significado que rodea su uniforme, entre mas grados acumule en sus charreteras mas motivación tiene la mujer para vivir un orgasmo placentero.

        Cada ascenso de su marido, los toman como si fueran de ellas, son tan malévolas y perversas que la esposa de un coronel tiene mando sobre la esposa de un mayor, capitán, etc. Todas las féminas del panal deben ser súbditas y sumisas a la voluntad de ella. Les excita ser llamadas por el grado de su macho, Ej.: Hable con la esposa de mi coronel..., llame a la esposa de mi mayor, la reunión la está organizando la esposa de mi general. etc.

      • El poder que brinda el conocimiento: Cualquier actividad mental que involucre un ejercicio constante del intelecto, donde haya lugar para batir y torturas las ideas buscando un resultado: En crear, construir, diseñar, inventar, mejorar, administrar, dirigir, etc., Siempre la mujer con idénticas características o inclinada a la curiosidad del conocimiento va a estar buscando un espacio para usufructuarse del conocimiento de su macho.

        La arista del erotismo en ella se ubica en los beneficios que puede extraer y lograr, usando de esclavo a su hombre. Los ejemplos son evidentes y cotidianos: Relaciones afectivas entre artistas, actores, poetas, escritores, científicos, etc. En los campos empresariales se utiliza para escalar, obtener beneficios o ser ascendido a un cargo, el poder ejecutivo las priva, las excita.

        Otras féminas sin pertenecer al gremio del conocimiento hacen ingentes esfuerzos por ingresar a este selecto grupo de hombres, para ellas lograr beneficios propios en mejorar su carrera (modelos, actrices, cantantes), y lograr así mayor exposición en el medio donde se desenvuelve su macho. Esta morbosa intención sirve de motivante para activar su placer sexual.

      • El poder que brinda el dinero: La mejor explicación al respecto la encontramos en las líneas anteriores donde citamos el Orgasmo Económico. El dinero siempre será un aliciente erótico para la mujer, y mucho mejor si ella logra beneficios directos, mas se excita en su libido para poder quitárselo. Sin duda es una forma de tener control sobre su entorno.


Cartas y Mensajes

     Frases para pensar

  • “El momento mas feliz de la vida es: Cuando dejamos de existir”

  • “Cuando hay dinero lo amigos te buscan, cuando falta huyen”

  • “Todo hombre que mire con deseo carnal a su esposa es un depravado sexual. Y si es así, de eso se trata”

  • “Los niños no quieren a nadie, aman que los demás hagan su voluntad”

  • “Comer más de la cuenta es tratar de llenar un vacío afectivo”


Historial      Borrar
Páginas visitadas

Publicidad válida sólo Colombia